¿QUÉ ES LA REALIDAD? SOLO DESDE LA CIENCIA NO SE PUEDE RESPONDER

Publicado por JOAN EGEA BARBER en

El avance de la ciencia y la tecnología modifica nuestra forma de interpretar y comprender el funcionamiento del universo. La concepción del mundo físico de una determinada época influye en los pensamientos de los perfiles colectivos, existiendo una estrecha interacción entre los análisis filosóficos y la formulación de teorías físicas.

La ciencia gira en torno a los secretos del universo y trata de darles explicación, así ha sido a lo largo de la historia, quedando patente que existe una notable conexión entre el mundo del matemático abstracto y los principios de funcionamiento de nuestro mundo cotidiano.

Los científicos actuales parecen haberse olvidado de esta función metafísica que les es propia. Los análisis filosóficos generalmente son excluidos en los trabajos de muchos de los actuales científicos por miedo a que se les critique por falta de rigor científico, y de ser infravalorados por recibir influencias de ciertas ideas “platónicas”. Sin embargo, el progreso nunca debería permitir este tipo de divorcio entre lo científico tecnológico y sus implicaciones morales.

La mecánica cuántica aporta nuevas, pero no consensuadas ideas sobre nuestra imagen del mundo o metafísica, que revolucionan nuestro pensamiento. La falta de acuerdo científico en torno a la realidad cuántica lleva a desarrollar ideas fantasmagóricas como la que aparece en la serie de ficción DEVS donde se nos presenta la posibilidad de la existencia de universos paralelos, del llamado multiverso.

Según Roger Penrose, premio Nobel de Física 2020, la ciencia debe responder a la realidad y además señala que, en la era tecnológica actual, resulta de vital importancia que las cuestiones científicas no se separen de sus implicaciones morales.

Los fenómenos naturales, hechos o situaciones reales, requieren del conocimiento cuántico para su conocimiento profundo, porque la materia que es energía lo requiere. Penrose distingue tres mundos o formas de existencias estrecha y misteriosamente interrelacionadas que reflejan aspectos de una misma realidad, de una misma verdad.

  • Mundo físico (objetivo). Existencia física de los elementos medibles y observables a través de nuestros cinco sentidos. Se corresponde con el mundo de la objetividad con independencia del observador.
  • Mundo mental (subjetivo). La existencia de la realidad mental propia de los pensamientos y de las ideas. Se corresponde con la percepción subjetiva propia de cada persona.
  • Mundo platónico (consciencia). La moralidad tiene una profunda conexión con el mundo mental, puesto que está íntimamente relacionada con los valores asignados por seres conscientes y, lo que es más importante, con la presencia misma de la propia consciencia. 
En la serie de TV DEVS vemos una secuencia donde se detalla el experimento de la doble rendija, el cual resume de forma extraordinaria los dilemas planteados desde la mecánica cuántica, dejando abiertas múltiples interpretaciones ficticias como la de la existencia de universos paralelos. En el libro Vibra+ Sistémica se aborda este experimento, denominado por muchos como el “experimento más bello del universo”, intentando ofrecer una interpretación humanosocial abierta, que nos llevaría a tres tipos de existencias o realidades en cierta sintonía con algunas de las ideas de Penrose.

  • Libre albedrio y programación interna como subjetividad.

La realidad es en parte subjetiva porque nos pertenece a cada uno de nosotros, una realidad que es nuestra y de nadie más. Pero esta realidad subjetiva no es la realidad por mucho que nos cueste aceptarlo debido a nuestra falta de humildad. Es la realidad del quien la observa, del observador.

La realidad de cada persona es el resultado de un proceso de filtración desde nuestra propia programación, de lo que en Vibra+ Sistémica llamamos el sistema de mediación interna, constituido por nuestra mente racional y nuestra mente intuitiva.

Este sistema de mediación actúa como el “metro” con el que cada uno de nosotros, de forma diferente nos relacionamos con la realidad, haciendo valido el dicho de que vivimos en un mismo planeta, pero cada uno en mundos diferentes. Pero como la realidad nos demuestra, esto no quiere decir que existan múltiples mundos o universos a la vez. 

  • Área finita de resultados esperados desde la “curva de la normalidad” como objetividad.

La demostración científica de que la luz sea a la vez ondas y partículas ha supuesto toda una revolución de la lógica científica, la imposibilidad de la tan preciada objetividad absoluta, implicando con ello una nueva forma de pensar que ponga en valor el principio de intersubjetividad.

Ello no quiere decir que no exista la objetividad, como parece desprenderse de algunas interpretaciones enfocadas en lo subjetivo. No podemos pretender creer que la luna objetivamente no existe allí afuera. Lo que no existe es una pretendida objetividad absoluta basada en lo medible y observable solo a través de nuestros cinco sentidos. 

  • Perímetro de infinitas posibilidades de comunicaciones resonantes. Realidad intersubjetiva y del entrelazamiento.

Las posibilidades de percibir el mundo y la realidad dependen de nuestros procesos mentales, que incluyen la posibilidad de sintonizar y resonar inductivamente con un mundo de infinitas posibilidades, pero de manifestación finita, porque depende al mismo tiempo de nuestra subjetividad.

La realidad subjetiva de cada uno se configura desde nuestros pensamientos que son, sobre todo, a nivel subconsciente y nuestro subconsciente se relaciona e interactúa a través del Campo Electromagnético con los diferentes perfiles colectivos. Esta relación comunicativa es así porque en nuestro subconsciente los pensamientos son energía no manifestada en relación con el todo como conjunto, donde todos y todo permanecemos interconectados.

La materia como afirmaba James C. Maxwell no es solo aquello que puede ser percibido por nuestros cinco sentidos. La materia solo puede ser definida en términos de propagación de energía a través del Campo Electromagnético. Vibraciones, propagación de ondas, resonancias o frecuencia son algunos de los términos de la Teoría de los Campos Electromagnéticos que se incluyen en los contenidos del libro Vibra+ Sistémica.

 

Joan Egea Barber


Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más reciente →